CAMINOS CONVERGENTES

Los caminos se cruzan y, a veces, lo hacen para siempre. Hace unas cuantas semanas se habían acabado las revistas en la biblioteca. Ya no se verían más o, al menos, más de esas por ahí en una temporada. Pero al menos, me dijo, quedan las viejas. Antes las solían regalar, según pasaban los mesesSigue leyendo “CAMINOS CONVERGENTES”

VENTANAS Y ESCALERAS

Ni siquiera se fijó en que, de repente, una casa de cuatro pisos se elevaba ante él. Sus cuatro brillantes filas de ventanas lo miraron todas a un tiempo, y la verja de la entrada le propinó su empujón de hierro. Vio volar a la desconocida escalera arriba, la vio volverse, llevarse un dedo aSigue leyendo “VENTANAS Y ESCALERAS”