SOBRE LA EDUCACIÓN, EN ETHIC

Los filósofos ilustrados cometieron un error de juicio: la educación no eleva la condición humana, lo hace el desarrollo de la reflexión. Por eso, la educación del presente -y la del futuro- pasa por estimular a los alumnos a ejercer el pensamiento, a dudar, a plantear posibilidades con fundamentos analíticos y rigurosos.

Escribo esta semana en Ethic acerca de la Institución Libre de Enseñanza y del aclamado modelo finlandés. ¿Qué poseen en común que los hace tan especiales?

Puede hacer click en el siguiente enlace para leer el artículo.

Lo que nos enseña la ‘rara avis’ de la educación finlandesa – Ethic

RESEÑA DE ‘FLOR DE ARRABAL’, DE CARMEN SANTOS

Escribo en El Imparcial acerca de un libro que enamora leerlo: Flor de Arrabal, de Carmen Santos.

Pueden leer la reseña en el siguiente enlace:

Carmen Santos: Flor de Arrabal – El Imparcial

Portada de Flor de Arrabal, de Carmen Santos (Grijalbo)

JOVELLANOS, ILUSTRACIÓN Y RAZÓN

Baltasar Melchor Gaspar María de Jovellanos, el que fue uno de los ilustrados más destacados de España, nos recuerda con su ejemplo que el legado intelectual es un tesoro atemporal: nuestros derechos, saberes y libertades están sostenidos no tanto por el trabajo de muchos sino por el genio de unos pocos hombres y mujeres extraordinarios que mantuvieron firme el pulso contra los prejuicios de su época.

Escribo en Ethic sobre Jovellanos, su universal herencia y las prósperas ideas que construyen la España actual.

Pueden leer el artículo en el siguiente enlace:

Jovellanos: vida de un ilustrado inmortal – Ethic

Gaspar Melchor de Jovellanos, por Francisco de Goya y Lucientes (1708). Museo del Prado.

STEFAN ZWEIG Y LOS MOMENTOS ESTELARES DE LA HUMANIDAD

Stefan Zweig, el intelectual incombustible, el escritor -junto con Maugham- que dio forma a un tiempo, sentido a una realidad sumergida en el caos del totalitarismo y dignidad a una cultura, la europea, que desde el final de la Gran Guerra comenzaría a drenar paulatinamente su esencia.

Escribo en Ethic sobre las claves del autor vienés en torno a una de sus joyas, Momentos estelares de la humanidad. Les espero al otro lado de las páginas.

Pueden leer el artículo en el siguiente enlace:

Stefan Zweig: momentos estelares para una humanidad perdida – Ethic

Retrato del escritor Stefan Zweig. Fotografía: AP/Editorial Acantilado

TRES PRODIGIOS DE LA ANTIGÜEDAD CLÁSICA

¿Quiénes fueron las primeras personas en llegar al Ártico? ¿Y el inventor del primer aparato capaz de surcar el aire por sí mismo? ¿Y el ferrocarril más antiguo de occidente del que tenemos conocimiento? Os lo cuento aquí.

Piteas, el Ártico y otros prodigios sorprendentes – Revista Ethic

Recreación de la nave de Piteas en las aguas del Ártico. Autor no encontrado. Fuente: publicación abierta a toda clase de público de la página de Facebook de Enosis-Sócrates.

PRIVACIDAD, DIVINO TESORO

“Algo tan sencillo como compartir un cable de carga de batería ya supone una brecha de seguridad en nuestra vida digital. (…) Cada vez resulta más complicado confiar exclusivamente en la protección de las herramientas digitales”.

Escribo en Ethic sobre privacidad, era digital y derecho a la intimidad.

¿Podemos poner (más) cortinas a nuestra intimidad digital? – Ethic (18.08.2021)

SOBRE LA MISANTROPÍA, EN ETHIC

«Ya en 1745, el monje zaragozano Juan Crisóstomo de Olóriz recordaba en la introducción de su ensayo ‘Molestias del trato humano’ la imagen de Diógenes de Sinope, el filósofo griego, recorriendo con una antorcha las concurridas plazas y calles de su ciudad en busca de un hombre, de un solo hombre. Uno que, reflexiona Crisóstomo, «no podía ser otro que aquel que el pensador considerase su igual», con quien pudiese sentirse identificado en medio de una muchedumbre donde no se veía reflejado en absoluto».

Predico esta semana en Ethic acerca de la misantropía y del hecho de ser humanos. Pueden leer el artículo haciendo click en el siguiente enlace:

En busca de la (sana) misantropía – Ethic (30.07.2021)

RESEÑA DE ‘LA MAÑANA DE UN TERRATENIENTE’, DE LEÓN TOLSTÓI

Escribo esta semana en El Imparcial sobre uno de los muchos relatos magníficos que León Tolstói ha legado a la literatura universal, la que perdura y entusiasma generación tras generación. Me refiero a La mañana de un terrateniente, fidedignamente traducido por Selma Ancira y editado con la delicadeza habitual por Acantilado.

Puede leer la reseña en el siguiente enlace:

León Tolstói: La mañana de un terrateniente – Crítica Literaria – Los lunes de El Imparcial (26.07.2021)

Portada de La mañana de un terrateniente, de León Tolstói, en la nueva edición de Acantilado traducido por Selma Ancira



DESDE JULIO, NUEVO CRÍTICO LITERARIO DE EL IMPARCIAL

Me estreno como nuevo crítico literario del suplemento Los lunes de El Imparcial en El Imparcial, el primer periódico independiente de España, refundado tras el franquismo. Sigo la estela del abuelo de José Ortega y Gasset, del también filósofo Miguel de Unamuno, de Azorín o de Pío Baroja, entre otros. Un honor sumarme a esta nómina centenaria. Y lo hago escribiendo acerca de un libro fascinante en una edición bellísima, delicada y de lujo. Me refiero a Ariel, de Sylvia Plath, en la edición bilingüe de Nórdica Libros, con ilustraciones de mi admirada, querida y simpar Sara Morante y en edición del poeta Jordi Doce.

Sylvia Plath: Ariel – Reseña en el suplemento literario Los lunes de El Imparcial – El Imparcial, 11 de julio de 2021.

Portada del libro Ariel, de Sylvia Plath, en la edición bilingüe de Nórdica Libros (castellano-inglés). Edición a cargo de Jordi Doce e ilustraciones de Sara Morante.

EL REINO DE LA ALEGRÍA, EN ETHIC

Desde que el ser humano apareció sobre la faz de la Tierra ha estado escarbando en ella en busca de la felicidad. El miedo a la vida como constante en nuestra manera de percibir el lugar que ocupamos en el mundo y la naturaleza misma, y que nos conduce a la violencia, a la agresión, a la guerra, al expolio y a la crueldad sin medida. Al hacerlo, renunciamos a vivir para ser «sobre» vivientes. Y en vez de mejorar nuestro modo de vida lo catapultamos al caos. O dicho de otra manera: creamos el monstruo del que queremos huir, que sin embargo no existe: tan sólo recorremos su sombra en nuestro desconocimiento de la realidad.

Escribo en Ethic sobre la alegría de vivir. Sí, vivimos en el reino de la alegría. Basta observar a su compañero animal (gato, perro o el que sea) y descubrirán que, en la abundancia o en la penuria, siguen aspirando a vivir en plenitud. Pueden leer el artículo en el siguiente enlace:

El reino de la alegría – Ethic (7 de julio de 2021) – David Lorenzo Cardiel

A %d blogueros les gusta esto: