Unos Bienes de ida y vuelta

por David Lorenzo Cardiel

>Alguna vez creo haber mencionado en este blog que a Aragón no se le tiene ni se le ha tenido en cuenta prácticamente para nada. Recuerdo que puse algunos ejemplos como lo de los archivos de Salamanca -que sus directores dicen que todos los documentos están mezclados pero que cuando Cataluña los pidió se les entregaron en unos pocos meses- o lo del trasvase del Ebro. Ahora lo hemos podido ver y entender con lo de la financiación autonómica que el gobierno pretende otorgar a cada comunidad. Yo es que alucino en colores, oigan. El señor presidente nos suelta con todo su desparpajo y sencillez que esta financiación es una buena excusa para mejorar las relaciones con Cataluña. Vamos, que Cataluña va a hacer su “agosto”, su “septiembre” y todos los meses del año que sobran de un golpe. Y así ha sido: van a recibir 4000 millones de euros, mientras Aragón no recibe ni 300. Creo también recordar que ya escribí sobre este suceso insólito -debe de ser que tener que leer las incompetencias de los de arriba me producen amnesia- por lo que no voy a insistir en detalles. Como dije, lo peor es que Aragón se conforma con las “chuches” que le dan mientras a Cataluña le dan 13’33333 veces más “chuches”. Y es que toda esta parafernalia sólo es comparable con un patio de colegio donde unos piden y otros se conforman. Y me parece vergonzoso que los aragoneses aceptemos esta basura de financiación. Miren, no quiero motivar el voto nacionalista pero si en Aragón votáramos más a los nacionalistas por lo menos se nos oiría más y recibiríamos más. Si no, miren a los catalanes, aunque los catalanes pedir saben un rato… En Cataluña todos pueden estar tranquilos, pues sus políticos, sean del partido que sean llevan a su comunidad el mejor trozo de cada tarta que reparte el gobierno. Bueno, dejando el tema -quizás hable de ello en un futuro- me quiero dirigir a la otra gran lucha aragonesa. Aragón siempre ha tenido que pelear con la Cataluña desleal e hipócrita y en estos tiempos lo segimos haciendo. Si no, miren los periódicos.

Y es que esa batalla actual de la que no sabemos cómo vamos a salir si los aragoneses no tomamos las riendas es lo de los Bienes de ARAGÓN. Y es que trae tela el asunto, puesto que los catalanes han debido entender ARAGÓN como Cataluña. Nooo. Vayan al colegio a estudiar Sociales los que no lo sepan: ARAGÓN es ARAGÓN y Cataluña es Cataluña. Nada que ver. Y si algo se llama Bienes de ARAGÓN quiere decir que no pueden ser de Cataluña ni de Navarra ni de Castilla: son de ARAGÓN. Si ahora mismo hiciéramos un test psicotécnico a todos los españoles estoy seguro que todos acertaríamos esta sencilla cuestión menos los que andan detrás del ajo de los Bienes. Qué pasa, ¿están de cachondeo! ¿Es que no entienden que lo que es de ARAGÓN es de ARAGÓN? ¿NO entienden que si el propietario reclama es porque tiene derecho sobre lo que es suyo? ¿Saben que retener lo legítimo de alguien es robar y está penado en uno de los mandamientos? -esta va para la iglesia de Lérida, que parece que el catecismo ha quedado borrado de su mente-. ¿No se dan cuenta que son unos insurrectos del Papa, de las leyes que han jurado en la Constitución, de la UE a la que pertenecen y de España? La verdad es que no me salen ni las palabras ni las expresiones adecuadas para poder hacer un buen artículo. Es que este tema vuelve a mandar bemoles, desde la postura del gobierno aragonés hasta la postura del gobierno de España y de la UE. El Papa le pidió a la iglesia de Lérida que dejara de hacer gansadas y devolviera los bienes de Aragón. Todas las entidades del gobierno y de la UE les han exigido que devuelvan los Bienes, pero nada. Se nos ríen en la cara a Aragón, al Papa, a la UE y a toda España. Una vez más se vuelve a demostrar quién tiene la sartén por el mango en este país. Y es una pena, una gran pena. Si han tenido la ocasión de leer los periódicos aragoneses ayer y hoy, se habrán enterado de que el presidente de nuestra comunidad va a reclamar los Bienes al juzgado de Lérida. Y lo peor es que ya sabemos todos lo que va a ocurrir. Y es que mientras los aragoneses no vayamos en manifestación a Lérida y Barcelona o no protestemos al Gobierno de Aragón estos personajes no moverán ficha. Los unos porque no les interesa, los otros por poco espíritu, y mientras, los Bienes, se quedarán allí, expuestos, más bien raptados fuera de casa. Y mientras, los aragoneses para poder ver lo que es nuestro, tendremos que ir a Lérida a verlos. Miren señores catalanes, si tanto quieren los Bienes, ¿por qué no nos dan toda la provincia de Lérida y así se ahorran los costes de envío de los mismos? Les sería un buen negocio, puesto que se evitarían tener que invertir dinero en esa región y se quitarían un “hueso bien duro de roer”, que son los bienes defendidos por todos los aragoneses. Ustedes nos reclaman la Franja que de hecho, en sus diarios, situan la Franja, más aragonesa que ninguna región de ARAGÓN como territorio catalán. Ustedes nos han estado reclamando nuestras posesiones toda la vida, hasta el Ebro, que no es de nadie realmente. Y nosotros, que sólo reclamamos lo que nos pertenece a tener que ver como nos dan naranjas de la china. Pues no, eso se acabó. Nosotros somos los descendientes de la gran Corona de Aragón, y por eso nuestras Cortes influyen notablemente en el Congreso de los Diputados. Esto es algo que los catalanes no podrán tener nunca, ni con votos. Es algo que sólo la historia concedió a los que éramos algo, y no a los que no han sido nada. No les sirven ni las manipulaciones históricas ni el peso de los escaños. Ellos han cogido la sartén por el mango por culpa de las odiosas coaliciones pero desde luego que sepan ya por adelantado que ARAGÓN recuperará los Bienes lo quieran o no y de eso se encargará el tiempo y los aragoneses, que somos los que al final tendremos que manifestarnos en Madrid, en Barcelona, en Lérida o donde haga falta sólo para conseguir lo que nuestros representantes no han sabido lograr: nuestros Bienes en casa.

Anuncios