Por podar un árbol

>Una historia recorrió Zaragoza de norte a sur, de este a oeste hace unos cuantos años. Misteriosamente esta historia me ha llegado a mí ahora -debe ser porque, sinceramente, paso de toda persecución célebre y de todo interés cotilla- después de que al comentar el caso de mi noguera con unos conocidos éstos me terminaranSigue leyendo «Por podar un árbol»

A %d blogueros les gusta esto: