La agonía del mercadillo

>Mi madre solía y suele comprar en supermercados. Es lo que tiene vivir en una gran ciudad, que el supermercado lleva las riendas de la economía alimentaria. No hay barrio sin al menos un supermercado. La gente vamos como verdaderos borreguillos a estos lugares iluminados con veinte mil focos y carteles de ofertones que unoSigue leyendo “La agonía del mercadillo”