OBSTÁCULOS

No creo en las redes sociales. No creo en un algoritmo que nos conecta a los unos con los otros ni en un cachivache alimentado por electrones como su profeta. No creo en algo tan gélido e impersonal como un perfil social. No creo que algo que no es imprescindible sea imprescindible. Soy una personaSigue leyendo «OBSTÁCULOS»

VENTANAS Y ESCALERAS

Ni siquiera se fijó en que, de repente, una casa de cuatro pisos se elevaba ante él. Sus cuatro brillantes filas de ventanas lo miraron todas a un tiempo, y la verja de la entrada le propinó su empujón de hierro. Vio volar a la desconocida escalera arriba, la vio volverse, llevarse un dedo aSigue leyendo «VENTANAS Y ESCALERAS»

RELOJES

La segunda y la tercera estrofa de Clocks dice más o menos esto: Confusion never stops clossing walls and ticking clocks (gonna) come back and take you home,                                 -I couldn’t stop- that you now know (singing) come out upon my seas, curse mised opportunities (Am I) a part of the cure, or Am ISigue leyendo «RELOJES»

CONTROLADOS

Estoy leyendo El día de mañana, de Ignacio Martínez de Pisón. Lo compré en nochebuena, en mi cada vez más querida librería Los Portadores de Sueños, no como regalo por las fechas en las que estamos, sino porque tocaba leerlo y el mejor momento para ello es en la familiaridad del periodo navideño. Como noSigue leyendo «CONTROLADOS»

LOS QUE NECESITAMOS HABLAR

Si los blogs no han desaparecido a estas alturas de irreflexión, caos y demencia tecnológica, es porque necesitamos hablar, comunicarnos, liberarnos de nuestras cruces y nuestros tormentos, ya sea a través de la indulgencia de un papel condenado al olvido o de la fragilidad de un programa informático que de carecer de su sustento energéticoSigue leyendo «LOS QUE NECESITAMOS HABLAR»