EL RÉGIMEN DEL SILENCIO

Toulouse, 24 de noviembre de 1926 Acabo de regresar. No he encontrado nada tuyo. No me escribas, no vale la pena. Mira, para no esperar nada no te doy ni la dirección de allá. Soy excesivamente ridículo. No tiene sentido ir mendigando así una amistad. Yo tenía necesidad de escribirte y tú no tenías ningunaSigue leyendo “EL RÉGIMEN DEL SILENCIO”